“Mi objetivo es salir de esta pandemia fortalecidos”


“Somos un grupo de empresas que le aumentamos la venta a nuestros clientes, le mejoramos la experiencia al consumidor final, innovando a través de personas, tecnologías y logística”, así de claro es José Masihy, gerente general de Touch Chile.

Como fundador de la empresa junto a Roberto Ibáñez, ha visto frente a sus ojos como un emprendimiento que se gestó en los pasillos universitarios evolucionó hasta convertirse en un ecosistema de empresas orientadas al retail, que junto al Grupo Ohla agrupan más de 60 mil colaboradores.

A continuación nos explica los fundamentos de Touch, su crecimiento, y los cambios que están realizando para mantenerse como líderes de gestión del retail.  

¿Cuál es la esencia Touch?

La esencia Touch se resume en tres “i”: inconformarse, influir de manera positiva e interesar en lugar de interrumpir, esas son nuestras bases. Nuestra cultura se basa en una compañía colaborativa, donde los líderes no son egoístas, sino que comparten sus conocimientos; de apoyar a los equipos cuando se equivocan y lograr sacarlos adelante. También que cuando nuestros equipos se enfrentan a un problema, se enamoren de él, y en base a eso buscar una solución. Apuntamos a ser una empresa flexible y rápida, no burocrática, y que toma riesgos.

¿Cómo ha evolucionado su labor al interior de Touch en este contexto?

Hoy mi rol es ser el gerente general del grupo en Chile, siendo responsable del ecosistema y de lograr que, en medio de la pandemia y tras el Estallido Social, se reinvente la compañía. Lograr hacerla una empresa flexible, dinámica, que innova constantemente. Y de crear y complementar nuestro trabajo con tecnologías externas, y así lograr salir de esta pandemia más que debilitados, fortalecidos.

¿Qué cambios han tenido que hacer en su plan de negocios como consecuencia de la pandemia?

Nosotros hace dos años y medio que nos estábamos preparando para una situación que, si bien no esperábamos que fuese esto, sí veíamos que el mundo estaba evolucionando. La llegada de Cornershop nos hizo compararnos con Blockbuster y la llegada de Netflix. Eso nos obligó a reinventarnos y modificar este ecosistema de compañías que forman parte de Touch. Dentro de este nuevo ecosistema tenemos una empresa que se llama Instance, que está abocada al e-commerce y fulfillment, donde abrimos para nuestros clientes distintos canales de venta; creamos un SAS para la empleabilidad flexible llamado Chambas. Además armamos Piter que es un personal shopper para el consumidor final, que es personalizado, cercano y confiable; adicionalmente tenemos Touch Jobs, que es la línea de la empleabilidad flexible. Nosotros nos estamos preparando para todo lo que viene, hoy tenemos desde shoppers, pickers, drivers, todo lo que es la empleabilidad flexible por turno, hora, pedido o despacho. Eso hace que estemos preparados para esta “uberización” de la empleabilidad. Hoy vemos que la gente se va a conectar y desconectar, no va a tener la necesidad de estar amarrado a un trabajo y tener la obligación de trabajar 45 horas a la semana en el mismo lugar. El mundo va a cambiar y hoy estamos trabajando en eso a toda máquina, y también se está trabajando con los socios de Grupo Ohla.

Adicionalmente, hemos visto la necesidad de incorporar al ecosistema a InstaTienda, una empresa que ha llogrado democratizar el ecommerce para los pequeños emprendedores, permitiéndoles tener un propia identidad y recaudar de manera directa, a través de una aplicación fácil, accesible y que gestione todos sus pedidos, y a un precio muy accesible.

Considerando la historia de Touch, ¿Qué cambios han visto en el consumidor chileno?

El consumidor chileno pasó de ser un consumidor más impulsivo y menos informado, a un consumidor muy informado, que quiere todo a la mano y que no quiere esperar. Eso lo vemos cuando se hacen pedidos por internet, donde se busca más información y hay una menor tolerancia cuando los productos no llegan como ellos esperaban. Es un consumidor más bancarizado, exigente, que no espera, y que busca rapidez, calidad, precio y servicio. 

Con las nuevas tendencias que ha generado la pandemia, ¿qué áreas del retail se han visto mayor más presionadas?

En alta demanda todo lo que es logística, última milla, y picking. Los que han respondido a esta alta demanda, son aquellos que han logrado integrar las tecnologías y los aliados necesarios para llegar a esas soluciones. Hoy nosotros estamos trabajando con muchos clientes como Jumbo, Fork, La Fete y SMU, entre otros, que nos están pidiendo el servicio de picking y última milla, porque somos expertos en eso; pero hay empresas que lo han tratado de implementar de manera interna y obviamente se van a demorar más porque su core del negocio no es esa solución.

Otras áreas que han visto dificultades son algunas áreas de marketing, que han tenido que aprender a hacer publicidad de una manera completamente distinta. Uno lo ve en el modelo del impulso a la venta, que era con degustación. Hoy por los temas de higiene ha requerida una reinvensión, con sistemas de vending como también sampling digital para llegar a la casa de los consumidores y lograr que ese consumidor pruebe ese producto, se digitalice y se genere un lazo. Eso lo estamos haciendo en Instance, donde hemos repartido más de 50 mil sampling para Nestlé, Royal y otras empresas.

¿Qué se le podría recomendar a una empresa del retail que busca ingresar o expandirse en Latinoamérica?

Hoy contamos con Antonio Monckberg como CEO de Ohla, que está abierto a escuchar a todas las empresas interesadas en expandir sus líneas en la región. Por eso fue creado Ohla, para traer las mejores tecnologías a cada uno de los países en los que trabajamos, y también buscar empresas que estén relacionadas al mundo del retail y llevarlas hacia el extranjero a través de los diferentes partners del Grupo Ohla. 

Además recomendaría ampliar los horizontes, no tenerle miedo a las distancias. Hoy, más que nunca, todo está a un solo click.

¿En qué se beneficia Touch al ser parte del Grupo Ohla?

Nos beneficia en negociaciones regionales que podemos tener con multinacionales, y en tener un pull de tecnologías e implementarlas de manera regional. Además nos permite tener la capacidad de analizar cada uno de los países a nivel político, económico y social, que es muy relevante al momento de tomar una decisión.

“Somos un grupo de empresas que le aumentamos la venta a nuestros clientes, le mejoramos la experiencia al consumidor final, innovando a través de personas, tecnologías y logística”, así de claro es José Masihy, gerente general de Touch Chile.

Como fundador de la empresa junto a Roberto Ibáñez, ha visto frente a sus ojos como un emprendimiento que se gestó en los pasillos universitarios evolucionó hasta convertirse en un ecosistema de empresas orientadas al retail, que junto al Grupo Ohla agrupan más de 60 mil colaboradores.

A continuación nos explica los fundamentos de Touch, su crecimiento, y los cambios que están realizando para mantenerse como líderes de gestión del retail.  

¿Cuál es la esencia Touch?

La esencia Touch se resume en tres “i”: inconformarse, influir de manera positiva e interesar en lugar de interrumpir, esas son nuestras bases. Nuestra cultura se basa en una compañía colaborativa, donde los líderes no son egoístas, sino que comparten sus conocimientos; de apoyar a los equipos cuando se equivocan y lograr sacarlos adelante. También que cuando nuestros equipos se enfrentan a un problema, se enamoren de él, y en base a eso buscar una solución. Apuntamos a ser una empresa flexible y rápida, no burocrática, y que toma riesgos.

¿Cómo ha evolucionado su labor al interior de Touch en este contexto?

Hoy mi rol es ser el gerente general del grupo en Chile, siendo responsable del ecosistema y de lograr que, en medio de la pandemia y tras el Estallido Social, se reinvente la compañía. Lograr hacerla una empresa flexible, dinámica, que innova constantemente. Y de crear y complementar nuestro trabajo con tecnologías externas, y así lograr salir de esta pandemia más que debilitados, fortalecidos.

¿Qué cambios han tenido que hacer en su plan de negocios como consecuencia de la pandemia?

Nosotros hace dos años y medio que nos estábamos preparando para una situación que, si bien no esperábamos que fuese esto, sí veíamos que el mundo estaba evolucionando. La llegada de Cornershop nos hizo compararnos con Blockbuster y la llegada de Netflix. Eso nos obligó a reinventarnos y modificar este ecosistema de compañías que forman parte de Touch. Dentro de este nuevo ecosistema tenemos una empresa que se llama Instance, que está abocada al e-commerce y fulfillment, donde abrimos para nuestros clientes distintos canales de venta; creamos un SAS para la empleabilidad flexible llamado Chambas. Además armamos Piter que es un personal shopper para el consumidor final, que es personalizado, cercano y confiable; adicionalmente tenemos Touch Jobs, que es la línea de la empleabilidad flexible. Nosotros nos estamos preparando para todo lo que viene, hoy tenemos desde shoppers, pickers, drivers, todo lo que es la empleabilidad flexible por turno, hora, pedido o despacho. Eso hace que estemos preparados para esta “uberización” de la empleabilidad. Hoy vemos que la gente se va a conectar y desconectar, no va a tener la necesidad de estar amarrado a un trabajo y tener la obligación de trabajar 45 horas a la semana en el mismo lugar. El mundo va a cambiar y hoy estamos trabajando en eso a toda máquina, y también se está trabajando con los socios de Grupo Ohla.

Adicionalmente, hemos visto la necesidad de incorporar al ecosistema a InstaTienda, una empresa que ha llogrado democratizar el ecommerce para los pequeños emprendedores, permitiéndoles tener un propia identidad y recaudar de manera directa, a través de una aplicación fácil, accesible y que gestione todos sus pedidos, y a un precio muy accesible.

Considerando la historia de Touch, ¿Qué cambios han visto en el consumidor chileno?

El consumidor chileno pasó de ser un consumidor más impulsivo y menos informado, a un consumidor muy informado, que quiere todo a la mano y que no quiere esperar. Eso lo vemos cuando se hacen pedidos por internet, donde se busca más información y hay una menor tolerancia cuando los productos no llegan como ellos esperaban. Es un consumidor más bancarizado, exigente, que no espera, y que busca rapidez, calidad, precio y servicio. 

Con las nuevas tendencias que ha generado la pandemia, ¿qué áreas del retail se han visto mayor más presionadas?

En alta demanda todo lo que es logística, última milla, y picking. Los que han respondido a esta alta demanda, son aquellos que han logrado integrar las tecnologías y los aliados necesarios para llegar a esas soluciones. Hoy nosotros estamos trabajando con muchos clientes como Jumbo, Fork, La Fete y SMU, entre otros, que nos están pidiendo el servicio de picking y última milla, porque somos expertos en eso; pero hay empresas que lo han tratado de implementar de manera interna y obviamente se van a demorar más porque su core del negocio no es esa solución.

Otras áreas que han visto dificultades son algunas áreas de marketing, que han tenido que aprender a hacer publicidad de una manera completamente distinta. Uno lo ve en el modelo del impulso a la venta, que era con degustación. Hoy por los temas de higiene ha requerida una reinvensión, con sistemas de vending como también sampling digital para llegar a la casa de los consumidores y lograr que ese consumidor pruebe ese producto, se digitalice y se genere un lazo. Eso lo estamos haciendo en Instance, donde hemos repartido más de 50 mil sampling para Nestlé, Royal y otras empresas.

¿Qué se le podría recomendar a una empresa del retail que busca ingresar o expandirse en Latinoamérica?

Hoy contamos con Antonio Monckberg como CEO de Ohla, que está abierto a escuchar a todas las empresas interesadas en expandir sus líneas en la región. Por eso fue creado Ohla, para traer las mejores tecnologías a cada uno de los países en los que trabajamos, y también buscar empresas que estén relacionadas al mundo del retail y llevarlas hacia el extranjero a través de los diferentes partners del Grupo Ohla. 

Además recomendaría ampliar los horizontes, no tenerle miedo a las distancias. Hoy, más que nunca, todo está a un solo click.

¿En qué se beneficia Touch al ser parte del Grupo Ohla?

Nos beneficia en negociaciones regionales que podemos tener con multinacionales, y en tener un pull de tecnologías e implementarlas de manera regional. Además nos permite tener la capacidad de analizar cada uno de los países a nivel político, económico y social, que es muy relevante al momento de tomar una decisión.

Deja un comentario

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Grupo Ohla
Hola 👋🏼
¿Podemos ayudarte?